miércoles, 7 de junio de 2017

¡¡¡Menudas famosas!!!

¡¡¡Por favor!!!, pero qué divertido es esto de repasar ¡HOLA!. Siempre encuentro algo que me hace reír. Te comento varios apuntes y ya verás como a ti también se te escapa alguna risa. Es que estas chicas...


Primer apunte: 


¿Tú crees que se puede ir así a parte ninguna? Por favor, Tatiana Santo Domingo, deja de dar el cante, hija, que ya sabemos que eres la pera de moderna, de atrevida y de súper fashion. Sí, sí, que eres la nuera ideal para Carolina de Mónaco, con ese rollo indie, medio hippie y medio pija, ¿no? Pero ¿de verdad te gusta esa diadema, tiara, tocado o como quieras llamarlo? A mí me recuerda a las coronas que ponen en algunos nacimientos mexicanos. 

Segundo: 

Hombre, por favor, Melania, que con el tipazo que tienes no hace falta que te coloques un abrigo del que todo el mundo habla. Resulta que para tu gira por Europa, te metes en la maleta un abrigo de Dolce y Gabbana con flores en 3D de vivos colores y que cuesta ¡¡¡46 mil euros!!! Mucho más que el sueldo de cualquier americano o europeo medio. Hija, ponte lo que quieras, pero mejor tener a la gente de tu parte, que ya bastante con tu maridín. 



Tercer apunte:






¿Se puede ser más cursi? Imposible, Paloma Cuevas. Pero ¿qué te has puesto para la primera comunión de tu niña? ¡¡¡Un modelo romano actualizado!! De primeras parece un vestido asimétrico con bordados de grandes flores en tus preferidos tonos pasteles, pero en otra foto resulta que es un pantalón, una especie de mono con un blusón asimétrico. Además tienes la cara diferente, no sé qué es, pero algo te has hecho. 
Y las niñas, con lo monas que son, también las llevas bien cursilitas. La mayor todavía: que era la que comulgaba, pero la pequeña, ¡¡¡con esas flores en el moño!!! Lo que nos queda por ver el día de su puesta de largo, porque ha vuelto lo de la puesta de largo. O sea... 


Hasta la Preysler:

No me atrevo a comentar nada de ella, porque para muchas es la elegancia personificada, pero debe ser porque está enamorada, ya que no entiendo semejante resbalón en una mujer como Isabel Preysler. Se ha colocado esos vaqueritos que le quedan pelín flojos y sueltecillos ¡¡¡¡sin cinturón!!!! Así que se le ven las presillas.
 Eso sí, el top, tendencia total: con volantes en la manga y las rayas marineras, un clásico de la época estival. 





Apunte quinto:



Y no podía faltar nuestra monarca. 
Cada vez que acude a un acto tiemblan las estilistas, asesoras, redactoras de moda y expertas en la materia. Su aparición, en el 60 aniversario de la agencia Europa Press, ha sido muy comentada por la coleta de burbujas, es decir la bubble ponytail que lucía. 

Me encanta que aparezca con tanto cambio, que nos sorprenda y nos deje comentar su outfit. Y no como la reina emérita, que siempre iba con lunares y faldas a media pierna y el mismo peinado. Perfecta en su estilo. 
Pero, vamos, que esa coleta es más antigua... La llevaba una amiga de mi prima cuando éramos niñas. 
La chica tenía el pelo súper rizado, con rizos muy muy pequeños, y cuando no se hacía la toga (antes, para alisarte el pelo o te hacías la toga o te lo planchabas con la plancha de casa), se peinaba con una coleta súper tirante y para mantener controlados los rizos se ponía pequeñas gomitas a lo largo de la coleta. 
Y eso que llevaba aquella niña ahora se llama coleta de burbujas y la reina la ha puesto de moda. Lo que es la vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario