lunes, 28 de abril de 2014

Moda se escribe con M de Madre

Dicen que es un invento de El Corte Inglés (a estos grandes almacenes siempre le toca cargar con la culpa de las ideas que nos empujan al consumo). 

Pero yo me apunto a la teoría de que el Día de la Madre se celebra el primer domingo de mayo, porque es el mes de la Virgen María. Y qué mejor que un domingo para felicitar a las madres, que se pasan el día corriendo para llegar a todo como si nada. 



Por eso, gracias a todas las madres del mundo. Pero sobre todo, a la mía, y también a la de mi marido, que se lo merecen.

sábado, 26 de abril de 2014

¿Por qué leo a Kate Morton?

Ni yo lo entiendo. Leí los tres primeros libros de esta chica australiana, y ahora estoy con El cumpleaños secreto, que me está costando lo suyo. Lo mismo que me pasó con los anteriores. Ya que estoy, lo acabo. Pero, Kate Morton: si escribes otra novelita, no cuentes conmigo. 




miércoles, 23 de abril de 2014

Qué mona es Kate Middleton

Kate Middleton es ideal. Tan sonriente y tan mona. Con esos vestiditos tan perfectos: ni demasiado cortos ni demasiado largos, ese tipazo y esa espontaneidad. Me encanta.





domingo, 20 de abril de 2014

Gabriel García Márquez, y otros

El jueves se fue Gabriel García Márquez, pero dejó un legado tan maravilloso y exquisito, que siempre estará vivo entre quienes disfrutan con un buen libro. Se fue sabiendo que la vida es maravillosa; como dice el protagonista de El coronel no tiene quien le escriba: "La vida es la mejor cosa que se ha inventado". 

lunes, 14 de abril de 2014

El 'HOLA' me confunde

...Y hablando de pelos, no puedo callarme. He dejado pasar algunos días con la esperanza de que se me vaya de la cabeza esa impresión. Y no ha sido así. 

miércoles, 9 de abril de 2014

La infanta Elena ¡¡¡bien peinada!!!

Por fin. Por fin he visto a doña Elena bien peinada. Por fin ha dejado el pasador y la trenza y se ha peinado. Menos mal.





La he visto en HOLA durante la imposición del Toisón de Oro a Enrique V. Iglesias, ex secretario de Iberoamérica. Llevaba el pelo suelto y ondulado, recogido atrás con dos pequeñas trenzas. El resultado es incomparable al de su trenza de rigor.

Mucho mejor, está claro, que su tradicional peinado, aunque yo creo que no es el look más indicado para una chica de 50 años. Siempre que veo a la infanta Elena -que me cae genial, por cierto. Para mí es la mejor de la Familia Real- me acuerdo de mi cuñada María, que un día me dijo: "Cuando llegas a una edad, no te queda más remedio que ir bien peinada". (Y eso que ella está estupenda).

De momento el peinado de la infanta no está mal, porque si la trenza de siempre era un horror, cuando lo llevaba estirado y súper liso tampoco era la mejor opción.

Alteza, ¿por qué no se lo corta a la altura del hombro?, estaría  muchísimo más estilosa y además, evitaría la la tentación de hacerse esa trenza que no va nada con los broches que suele ponerse en las solapa de las chaquetas o con collares como el del otro día.



Pero, bueno, para empezar no está mal. Va por buen camino.

¿A ti cómo te gusta más: con la trenza, con el pelo liso o en esta ocasión? ¿Cómo crees que estaría más favorecida?


Ocho apellidos vascos o 98 minutos sin parar de reírte


Recomendable cien por cien. Pasas un rato divertidísimo y te dan ganas de ver más cine español.




Te encuentras con el típico chico andaluz y la típica chica vasca. Y ahí están, en la pantalla, con sus diferentes maneras de hablar, de pensar, de vestir, de comer, de divertirse y hasta de peinarse. Con la diferencia de sus bares, sus paisajes, sus climas y sus costumbres. 

Enhorabuena al director, Emilio Martínez Lázaro, y a los guionistas, Borja Cobeaga y Diego San José, porque han mostrado la disparidad de España con elegancia, con chispa, con muchísimo arte y sin faltar al respeto, sin ensañarse, buscando lo mejor de cada uno. Han pasado de política, de ETA y de los ERE, afortunadamente. Y han logrado que nos riamos de nosotros mismos, que nos riamos hasta las lágrimas.

Al final, entre carcajadas, lo pillas: viajar y relacionarse con otros más allá de tu círculo, enriquece. Sólo tienes que observar un poquitín cómo aparecen y qué dicen los dos protagonistas.

Clara Lago está genial y guapísima en su papel de vasca. Carmen Machi, estupenda y tan cómica como siempre. Dani Rovira lo borda y con Karra Elejalde te partes sin que parezca que lo pretenda.  


No te la pierdas, ¡por favor!  
Pero si la has visto, ¿a que te has reído sin parar?

lunes, 7 de abril de 2014

Dos ejemplos de libros con recetas: el bueno y el malo


Algunas novelas incluyen las recetas que sus protagonistas han elaborado durante la historia. Puede ser un gancho, un aliciente más o una sorpresa encantadora. Sobre todo, si te gusta cocinar. 






sábado, 5 de abril de 2014

Isabel Preysler: de mujer a niña

Es que no puedo. La miro, y no doy crédito. Ni una arruga, y esa cintura de avispa, esas caderas estrechas, ese cuello de treinteañera... 






jueves, 3 de abril de 2014

Casarse a los 70... o no


¿Y si llevaras toda la vida dando calabazas al chico que te quitaba el hipo? Una vez, otra y otra. Con lo que el hombre termina por darse el piro. 




miércoles, 2 de abril de 2014

Carla, tengo tu solución


Cuando he ido por el periódico, me he entretenido mirando las revistas. Y allí estaba, sí, allí. Entre el papel couché y grandes cabeceras he encontrado la solución para Carla Bruni.





martes, 1 de abril de 2014

Un libro, un dilema






Acabo de leer El secreto de mi marido. Ya, ya, no es ningún tratado de relaciones internacionales ni un ensayo literario. Es una novela que se lee rapidísimo, porque te pone en un dilema.