lunes, 26 de octubre de 2015

¡¡¡¡Ocho meses sin fumar!!!!




Que se dice pronto: ¡¡¡más de 240 días de vida sana!!! Así que lo celebro con un post sobre los que hemos dejado de fumar y todavía nos acordamos. 






Me acuerdo constantemente: 
Cuando ves a alguien fumar. Cuando terminas de desayunar, después de comer, en el coche en pleno atasco. Cuando estás charlando tranquilamente. 
¡¡¡Y durante las vacaciones!!! Lo echas de menos en una terraza tomando el aperitivo, a media tarde en la playa, en el chiringuito, por la noche en una terraza después de una cenar, e incluso antes. 
Sentada después de un día de locos, y en los tiempos muertos de espera. 
Y ahora que se acerca el invierno, después de una café bien calentito, con tus amigas charlando, para relajarte...  

Son tantas las veces que lo echas de menos que es mejor pensarlo con alegría: te acuerdas, pero sabes que no vas a volver a fumar. Lo de encender un cigarro y aspirar la primera calada no lo vas a volver a hacer; lo tendrás como un recuerdo: un segundo placentero y malísimo para toda tu vida. 

En ocho meses he pasado por viajes, vacaciones, tiempos muertos, comidas, aperitivos, momentos de soledad y otros rodeada de fumadores, momentos de relax y hasta de aburrimiento. 
Pero por lo que afortunadamente no he pasado (y es lo más peligroso para recaer) es un berrinche, un momento de bajón, un problema, una mala noticia... 

Ante todo, actitud positiva

Si recaes, que te quiten lo bailao: ocho, 10, 12 meses. Un año, tres, 10... El caso es el tiempo que has estado sin fumar y si vuelves, porque eres un ser humano en un momento de debilidad, ya lo dejarás de nuevo. Siempre hay otra oportunidad. 
Pero rercuerda que hay que estar preparado y sobre todo muy muy mentalizadoLos primeros días son difíciles, con esa voz interna tentándote con insistencia... Pero ahí estas tú, fuerte y convencida. 

Vas saltando obstáculos: cada día es un éxito. Poco a poco, pasan los días, la voz se va apagando y tú estarás más feliz y satisfecha de ti misma que nunca. Cuando quieras darte cuenta ya llevas ocho  meses sin fumar. ¡¡¡Casi un año!!!

2 comentarios: